Los arcos de flores para bodas son una tendencia que va en auge desde hace ya varios años y se adapta a la perfección a cualquier tipo de boda, desde las más clásicas, bohemias y románticas a las más modernas. Se han convertido en uno de los elementos de arte floral imprescindibles para que las bodas y las fotos que hagamos sean realmente emotivas.

En este contexto, podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que junto con los ramos de novia, los centros florales para la iglesia y los arreglos de flores en las mesas del banquete nupcial, los arcos de flores para bodas constituyen uno de los elementos más demandados por los novios para la decoración de los espacios.

Normalmente, se colocan en ceremonias y celebraciones que tienen lugar al aire libre, pero pueden igualmente situarse en espacios de interior para enmarcar la llegada de los novios, ya sea esta solemne o divertida, o incluso la mesa nupcial o la zona del photocall, que tan de moda está también hoy en día.

Visto lo visto, resulta casi imposible escapar a la moda y por eso los novios no dudan en escogerlos para su boda. Por eso en el artículo de hoy queremos hablaros de cuál es su significado y los tipos de arcos florales más habituales.

¿Qué significado tiene el arco en la boda?

El arco es un elemento que no solo sirve para decorar, sino que tiene un significado implícito que va más allá del aspecto puramente estético y que aporta un plus a este elemento.

Aunque muchos novios escogen este elemento solo por decoración, un arco simboliza la protección de los novios a la entrada de su nieva vida como marido y mujer. Es una forma de desearles que tengan una vida feliz y bienaventurada como casados. Es como si dijéramos una forma de protegerlos de malos augurios.

Tipos de flores para arcos de boda

Existe una gran variedad en tipos de flores para bodas que podemos utilizar para los arcos florales. Debemos pensar en el tipo de ceremonia, y en función de ello, podremos elegir las flores que mejor encajen. Además, el arco floral debe estar en consonancia con el resto de flores empleadas para la decoración de la iglesia o el resto de elementos.

Nosotros os vamos a proponer 3 tipos que nunca pasan de moda y que se adaptan a todo tipo de estilos:

Clásico

Podemos escoger las rosas como elemento principal y elegir el color en función del resto de flores. Este tipo de arco puede adaptarse a los estilos más románticos y tradicionales, aportando siempre un toque de elegancia.

Monocolor

Si queremos un efecto monocromático, nos podemos decantar pro un arco que solo tenga un color. En este caso, podemos hacerlo solo con hojas verdes, decantarnos por un estilo más bucólico con flores blancas, o elegir cualquiera de la paleta de colores.

Silvestre

Para bodas más rupestres, un toque asilvestrado será perfecto. Este tipo de arcos incluye flores silvestres de todo tipo, creando un estilo muy ecléctico que puedes adaptar a todo tipo de ceremonias dependiendo del tipo de flores que escojas.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda